Yo, mexicano – Alejandro Lujan

Yo, mexicano malinchista, que pongo mis intereses denominados como marca por encima de mis raíces y mis costumbres, soy el que no ofrece una disculpa a mi verdadero hermano de sangre por tratarle irrespetuosamente, cuando en realidad soy yo el que profana, insulta, hiere y lastima lo hermoso y completo que es México.

Pasamos a lado, quizá, del amor de nuestra vida y por el hecho de no entrar en nuestro estatus lo ignoramos. Nos interesa más el vehículo en el que nos movemos, y dejamos a un lado el hecho
que movernos en sí mismo ya es una maravilla, de que llevamos una prenda puesta y nuestros compatriotas más débiles (económicamente hablando) no cuentan con ello. Nos resalta y nos resuelve tan pedantes un título de doctorado, pero somos incapaces de darle un saludo cordial a aquellos que siguen nuestros pasos. Pero claro, no lo sabemos, porque nos ocupamos de las cosas superfluas que nos limitan a nuestra nube de superioridad y no de verdadera enseñanza.

Estas bases nos hacen en cada ocasión más inhumanos y menos mexicanos, ya que un mexicano es educado, sabe querer, compartir, dar la vida por sus ideales y por alcanzar todo aquello que se propone. Un mexicano es un ser que busca siempre la perfección, que desde nuestros inicios siempre miramos al cielo, no es nuestro gobierno, somos nosotros que olvidamos mirar a las estrellas, no como algo inalcanzable, sino, como algo que alcanzaremos tarde o temprano.

Somos poetas, escritores, artistas… especialistas en las bellas artes, al igual que somos especialistas en matemáticas, física, ¡Caray! Un mexicano lo será todo en el momento que se lo proponga.

No estamos solos, el reencuentro con nuestro sentido de ser un mexicano ejemplar esta más próximo, no por un ambiente político, sino que va más allá de esto, somos los mexicanos jóvenes más comprometidos con nuestro entorno, con decir, ya basta de no sentir el orgullo de portar la identidad Nacional Mexicana.

Hoy me siento el mexicano más comprometido con hacerlo, tú ¿te sientes listo?

Autor: Alejandro Lujan.

Autor: Dialoguistas México

Contenido relacionado 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías Cultura | Opinión
Etiquetas cultura | México