Inversiones, más allá del capital económico – Oscar Cancino

Inversiones, más alla del capital económico

Cuando era pequeño creía que lo que más impactaría en mi estilo de vida sería la cantidad dinero que ganaría a lo largo del tiempo y aquella situación se podría reducir meramente a la producción de ganancias, sin embargo este estilo de vida puede proveer de muchas oportunidades pero no de una buena calidad de vida.

Entonces ¿Qué requiero para tener un estilo de vida digna?

Por mucho tiempo las personas se han preguntado la razón y formas en las que las ciencias sociales pueden llegar a afectar a la población en general, es aquí donde, siempre que puedo, les acerco a uno de los más importantes sociólogos del siglo XX, Pierre Bordeau. 

Quien explica la existencia de 3 tipos de capitales que pasamos por alto, pues cuando hablamos de capital solemos referirnos al dinero bruto, tal vez incluso al recurso en especie que podemos llegar a tener, como autos o empresas, cosas que producen dinero de manera directa, nuestra situación aquí es que este capital muchas veces es resultado de las otras tres formas de capital, así nombraremos a las distintas formas de capitales.

1. Capital económico
2. Capital Cultural
3. Capital Social
4. Capital Simbolico

Enseguida explicaré como es que cada uno estos influyen en nuestras vidas, pues es importante que los consideremos para mejorar nuestra calidad de vida y dispongamos de más oportunidades para obtener mejores circunstancias en nuestras vidas.

Capital cultural

Cuando hablamos de cultura hablamos de algo más profundo que sólo de tradiciones o eventos históricos. Es uno de los capitales que pueden perpetuarse por generaciones, pues la riqueza cultural, a diferencia de lo que mucha gente cree, implica educación.

Al hablar de la educación no nos centraremos únicamente en lo meramente académico sino en las habilidades que se adquieren y pueden servir como una forma para mejorar la calidad de vida o adquirir otros capitales, para resumir Pierre Bourdieu se refiere a este como las habilidades o credenciales que son demandadas o valoradas por la sociedad.

Para ejemplificar, usaremos el caso de un programador, que hoy en día se puede considerar como un habilidad de alta demanda, en donde programar por si mismo es una capacidad valorada en el mundo de la tecnología, que podríamos agregar más valor si tiene titulo universitario, maestría o algún otro tipo de proyecto que integre más a su curriculum.

Si lo pensamos, esta habilidad puede ser la entrada a la acumulación de riqueza debido al tipo de trabajos al que se pueden accesar gracias a esta habilidad y lo mucho que se facilita la vida con una serie conocimientos que sean mayor o menormente demandados.

Nuevamente, no será igualado un ingeniero industrial con especialidades y capacidades multidisciplinarias a un contador que quizás tenga conocimientos más generales.

Capital social

Hay un dicho que dice «las decisiones más importantes de tu vida son, dónde vivir, a qué te dedicaras y con quien te relacionas», es aquí donde podremos hablar de la importancia de las relaciones y vínculos que tengamos.

Estar en un medio implica conocer a la gente que ahí se desarrolla, por lo que podremos decir, si tu medio es la moda, tienes más posibilidades de conocer gente que este solicitando trabajo en moda.

Por supuesto, tener capital social es más complicado que sólo vincularte con gente que le guste o se desarrolle en algún medio especifico, pues importa incluso el tipo de relación que esta persona tenga contigo y establezca a su vez con otras personas en diferentes situaciones.

Un ejemplo práctico es ser amigo de alguien que trabaja en las grandes compañias tecnológicas y que puede acercarte a ese mercado laboral o al vender productos de importación, conocer a alguien que te vincule a cierto producto.

Es aquí donde entra la importancia de generar vínculos de valor e impacto a tu vida, ya que cada vinculo podrá generarte algún beneficio, ya sea información, conocimiento u apoyo.

Cabe aclarar que con estos datos no incitamos a usar tus amistades como mera moneda de cambio o generar vínculos motivados meramente por el interés, sino también generar círculos de convivencia sana para ti y quienes te rodean.

Uno de los ejemplos modernos más prácticos de generación de capital social son los eventos de networking, donde conectas con personas que tengan intereses en común y puedan moverte a traves de diferentes círculos.

Capital simbólico

Este tipo de capital es algo que se ostenta y es el diferenciador de las clases sociales, se podría decir que es algo que hace que encajes con diferentes estratos sociales.

En décadas pasadas era algo que se veía muy marcado en los hábitos de vestimenta, acceso a la cultura y artilugios, afortunadamente hoy en día, el acceso a diferentes herramientas como tarjetas de crédito ha democratizado el acceso a esto.

Si hace 10 años el tener un teléfono de la marca Apple era algo exclusivo, hoy en día gracias a las facilidades por cuotas o meses sin intereses podemos tener acceso a estos, pero eso no nos indica que ya no exista el capital simbólico, sino que ha cambiado, el día de hoy lo podemos ver como acceso a diferentes formas de cultura, viajes, vivienda o incluso el tipo de trabajo que desempeñas.

Capital económico

Este recurso es el que más comúnmente se difunde través de diferentes medios, dandole fuerza a la idea de poder mediante recursos, mucho del capital económico va ligado al simbólico y la imagen de poder mediante el dinero u otros bienes.

Este tipo de capital asegura por si mismo el acceso a diferentes comodidades o cosas básicas para poder obtener una vida digna.

Conclusiones

La idea de poder conectar todos estos conceptos es el de ayudarte a establecer un patrimonio que te impuse a seguir adelante y lograr más de lo que podrías haber logrado, ya que invertir en tu circulo social inmediato podrá repercutir en qué trabajos, qué oportunidades observas y qué problemas puedes llegar a tener, si lo unimos a tu capital cultural podrás establecer que soluciones puedes darle a tus círculos cercanos y cómo ellos, así cómo tú, pueden llegar a obtener un beneficio de todo este conjunto.

La realidad es que todo es más complicado de lo que se puede escribir y comprender, la estructura en donde estamos puede ser algo que nos acerque a diferentes formas de vivir.

Oscar Cancino

Autor: Dialoguistas México

Contenido relacionado 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías Opinión | Economía | Vida
Etiquetas Capital | Inversiones