¡Eres demasiado joven!

… ¡Entiende Larizza!, la política y el poder público son cosas de adultos, La política no es un juego, no es un trabajo más de tu escuela, no es algo para niños…fueron las últimas palabras que me dedicó un funcionario público (cuyo nombre voy a conservar en el anonimato) justo antes de yo aceptara ser Representante Juvenil de un partido político a la edad de 21 años.

¿Es acaso que para participar en la sociedad tengo que ser un adulto? y en todo caso ¿Qué es ser un adulto?

Muchas personas suelen describir a la juventud con muchísimos adjetivos calificativos tan propios del estereotipo del “joven” que hemos perdido la noción de lo que verdaderamente significa ser joven, la sociedad nos suele describir como personas que se encuentran en un rango de edad, para algunos desde 18 hasta los 28 años, para otros desde los 16… ¿Eso somos? ¿Solo personas que nos encontramos en un rango? No somos niños, ni adolescentes, pero tampoco adultos…de hecho, consideran que nos encontramos en espera de volvernos adultos, la Juventud carga con el paradigma de la inmadurez, el inexpertis, la ingenuidad, la inestabilidad, etc. pero, sin duda, somos mucho más que eso…

Nosotros como jóvenes tenemos una misión, deconstruir nuestro propio paradigma, un joven no es solo una persona que ronda en un rango de edad…Juventud es la posibilidad de construir sueños y utopías, es tener la capacidad para cuestionar modelos establecidos y que no funcionan, de proponer nuevas cosas, distintas y bastante analíticas, es la alegría, el optimismo y la vitalidad, es la posibilidad de tener mente abierta y tolerante para respetar lo diferente y hasta ambiguo quizás.

Uno puede ser joven y sobrepasar los 60 años, la juventud no es una edad, es una actitud.

Es por ello que a mucha honra me declaro JOVEN, MUY JOVEN y lista para encarar la vida política y aceptar con gusto los errores venideros para la adquisición de la tan atesorada experiencia que tanto nos exigen.

Es nuestro momento y oportunidad para demostrar que podemos ser agentes de un cambio positivo en nuestros entornos, que podemos dejar una huella, marcar una época, siendo lo que somos, siendo libres, siendo jóvenes.

Autor: Dialoguistas México

Contenido relacionado 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías Uncategorized
Etiquetas