De mi libro favorito a mi primer libro…

La importancia de la lectura como impulso a la escritura creativa de jóvenes autores

A lo corto (¿o largo?) de mi travesía como escritora novata, he descubierto que la escritura es un viaje de autodescubrimiento, que para poder escribir un libro primero debes leer… que para poder hablar primero debes escuchar…para poder crear primero debes descubrir…

Quizá el combustible esencial de la creatividad es darle el poder a la imaginación de desplegarse en palabras y ver como las historias toman vida propia…

Es por ello que la lectura no solo es un placer en sí mismo, sino que también se convierte en la chispa que enciende el fuego de la creatividad en los jóvenes autores, pues los jóvenes escritores pueden encontrar en los libros una fuente inagotable de inspiración.

Con cada página leída, cada historia absorbida, se nutre la mente con nuevas ideas y perspectivas. Al leer, los escritores descubren diferentes estilos narrativos, voces únicas y tramas innovadoras que enriquecen su propio repertorio creativo…

Un repertorio creativo, una bóveda de ideas y sueños, un portal para explorar mundos desconocidos, experimentar emociones ajenas, crear tensión en tramas, construir diálogos efectivos, desarrollar personajes complejos y visualizar escenarios únicos…mientras más tiempo el autor pase en su bóveda mayor será su habilidad de imaginar con detalle y vivacidad, misma que se trasladará directamente a sus propias obras, creando historias más vívidas y cautivadoras.

Aunque claro, lo anterior no es suficiente, un factor crucial para hacer de estas historias algo extraordinario es que el escritor debe empaparse de realidad, de una realidad auténtica y profunda. Es la mezcla entre lo real y lo imaginario lo que hace de una historia, un mundo.

En el mundo de las palabras, la lectura es la base sólida sobre la cual se construye la escritura creativa. ¿Has leído un libro que te ha cautivado? ¿Qué te ha hecho desear no soltarlo? Puede que, como a mí, tu libro favorito te haya dado la inspiración para escribir tu primer libro…

Pues la lectura es un delicioso cimiento que nutre la creatividad, la imaginación y el conocimiento literario de los jóvenes escritores. Al sumergirse en las páginas de los libros, los escritores novatos adquieren una riqueza de experiencias literarias que enriquece y da forma a sus propias voces creativas.

Por lo tanto, fomentar la lectura en los jóvenes es esencial para cultivar una nueva generación de escritores creativos talentosos que puedan contar historias que resuenen con el mundo.

Autor: Dialoguistas México

Contenido relacionado 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías Uncategorized
Etiquetas