Carta a Caro

Caro,
Me encantaría poder decirte estas palabras en persona, mientras tanto buscaré que este mensaje pueda describir lo agradecida que estoy con tantas personas…por hacerme parte de sus vidas, por haberme guiado, por haber confiado en mi.
Años de trabajo, de dirigir, años llenos de retos, de experiencias y sobre todo de aprendizaje, tanto en lo profesional, en lo personal y en lo espiritual. Soy testigo que cambiaron miles de vidas, incluyendo la mía.

No es sencillo ser una mujer joven con sueños, lo sabemos, pero es mucho más difícil ser una mujer joven de realidades, de metas, de estrategias, de resultados. Me diste la oportunidad de demostrarlo, de demostrar todos los días que podemos ser mejores, y lo hiciste sin conocerme…confiaste en mí ciegamente y todos los días doy mi mayor esfuerzo para pagar esa confianza.
He conocido más lugares y más personas de las que puedo recordar, conocí la necesidad, las aspiraciones y el enorme potencial de tantas almas…tuve y tengo la oportunidad de trabajar con personas que admiro…todos los días, mientras voy caminando a mi trabajo doy gracias a Dios y también doy gracias a ti…
No dudes ni un minuto en que, en verdad, cambiaste mi vida.


Gracias por tanto.
Con admiración, Lari.

Dialoguistas

Donde las voces tienen luz

Autor: Dialoguistas México

Contenido relacionado 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías Uncategorized
Etiquetas amor